Residencia para Personas Mayores Almina


Papel de las familias

En nuestra residencia, en Villanueva de Algaidas, nos dedicamos al cuidado de ancianos. Por ello, queremos informarle de la importancia de que las familias sigan dando muestras afectivas a estas personas mayores.

El medio familiar es fundamental en el aporte de cuidados a aquellas personas mayores que por su situación necesitan de apoyo para las actividades de la vida diaria, para moverse, para la alimentación, la higiene, etc. Pero la familia proporciona también vínculos afectivos, emocionales y relacionales, imprescindibles para el bienestar y la satisfacción de la persona mayor.

El mantenimiento de estos vínculos y de este apoyo natural, reduce la vulnerabilidad del individuo frente a diferentes factores estresantes físicos y mentales y permite hacer frente a los mismos con más capacidad de afrontamiento. La cantidad y calidad de los contactos sociales no solo de los lazos familiares, sino también de los amigos, conocidos, etc., influye positivamente y refuerza al anciano cara a su salud, moral, bienestar y calidad de vida.

El cuidado familiar no debe cesar cuando la persona mayor ingresa en nuestra Residencia de Mayores Almina, aunque evidentemente hay un cambio de circunstancias y el tipo de cuidados no va a ser el mismo, nosotros nos ocupamos del cuidado y apoyo en las actividades de la vida diaria y apoyamos afectiva y emocionalmente a la persona mayor, le atendemos desde una perspectiva sociosanitaria y psicosocial, pero el apoyo afectivo que da la familia no lo puede dar nadie más. El ingreso residencial es un punto más del cuidado y relación familiar.

Existen algunos estereotipos relativos a la familia que ingresa a un pariente en un centro que no son ciertos y contra los que nos debemos enfrentar:

  • No es cierto que tras el ingreso la familia deja de ser importante para la persona mayor.
  • No es cierto que los profesionales de los centros sustituyamos a las familias.
  • No es cierto que los familiares abandonen a sus abuelos por ingresarlos en un centro.

Cada nuevo usuario, residente, entra en nuestro centro con su familia y hasta la misma familia se integra y adapta. Es importante el conocimiento de las relaciones familiares de estas personas. La familia debe participar e integrarse en la vida del centro juntamente con su ser querido.

Mantenemos con las familias comunicaciones periódicas, informándoles del estado y evolución de sus parientes, así como de los objetivos terapéuticos que nos marcamos como equipo. Cuanto más recíproca sea la comunicación y más participación tenga en el día a día las personas, mejor será la convivencia y la calidad de la atención recibida.

En Residencia de Mayores Almina disponemos de amplios horarios de visita para que puedan acompañar y compartir con su familiar la vida. Además, contamos con espacios tanto interiores como exteriores para que las personas mayores puedan disfrutar de sus familiares y de sus nietas y nietos.

En nuestro centro se organizan mensualmente celebraciones en las que mayores, familiares y trabajadores participan de forma muy activa.

Residencia de Mayores Almina comedor para adultos mayores


Lugar de Vida